Compartir lotería y que toque, ¿un problema?

0
203

Acabamos de pasar unas fechas donde es muy común en España compartir lotería en el sorteo del 22 de diciembre (algo menos en el sorteo del día 6, conocido como «El Niño», que se suele jugar si ha tocado algo en el sorteo anterior y aún que le queda algo del efecto «hacerse rico sin trabajar»).

Para darnos una idea de lo que se jueva en el sorteo de Navidad, simplemente comentar que se imprimen 170 series de los 100.000 números en juego y en el sorteo de El Niño se imprimen 50 series de los 100.000 números.

Compartimos la lotería de Navidad con amigos, familiares, compañeros de trabajo, vecinos, etc., a veces con muchas personas (1 ó 2 décimos para jugadores de un equipo, miembros de una clase de gimnasia…), lo que hace que tengamos que tomar una serie de precauciones para que el caso de llegado el momento del sorteo, esos décimos estén premiados y haya que repartir entre varias personas el premio, ya que tiene consecuencias fiscales.

Lo primero a tener en cuenta es que hay un importe exento de tributar. Si el premio fue en 2019 el importe exento ascendía a 20.000 euros, y si el premio ha sido en 2020 el importe exento asciende al doble (40.000 euros). Es decir, hay que tributar por el exceso ganado de los 20.000 euros (en 2019) o de los 40.000 euros (en 2020). Y en el caso de que el décimo fuera compartido, el importe exento deberá ser prorrateado entre todos los titulares del mismo.

Además, sobre el importe que exceda de esos 20.000 o 40.000 euros (2019 o 2020, respectivamente) hay que aplicar una retención del 20%.


Y, hoy en día, la manera más sencilla de enviar los décimos que jugamos conjuntamente con otras personas es enviarlo por Whatsapp, y lo más correcto sería fotocopiar los décimos jugados conjuntamente (todos) y escribir el nombre, apellidos y DNI de todos los que juegan y del que será depositario de los mismos, especificar la participación de cada uno y entregar una copia de este documento a cada participante.

Además, en otros sorteos de la lotería (fuera de la de Navidad y El Niño) hay premios especiales para un décimo único, lo que hace que en el caso de jugar varias personas en varios décimos hay que precisar quiénes juegan (como hemos comentado antes) y si todos participan de todos los décimos, ya que en caso de no especificarse hay muchas probabilidades de acabar en juicio, sin la seguidad de ganarlo (no hay que confiar en la buena voluntad ni de amigos de toda la vida, familia, etc. el importe de algunos premios hace que las personas cambien sus valores).

Y, en caso de que toque, donde hay que tener especial cuidado es en el cobro, para identificar correctamente quiénes son los ganadores del premio y, por lo tanto, quiénes deben tributar por el mismo. Si en la entidad bancaria donde se va a hacer efectivo el premio se identifica correctamente a todos los que tienen derecho al mismo, lo podrá cobrar uno solo en su cuenta corriente y hacer la distribución posterior.

En fin, que haciendo las cosas bien y si el premio es importante, seguro que salvamos todas las dificultades, pero, a veces, cuando el premio no es pequeño el importe (pero sí por persona, por el nº de participantes), nos «relajamos» en las advertencias anteriores y podemos tener un problema con Hacienda.

Fotos: meineresterampe y F1Digitals

Dejar respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre